Vaya al Contenido

De como me cargué el semicárter izquierdo de la H7

Desmontado todo el conjunto del cambio y embrague, retirados rodamientos y retenes se preparan los cárteres para adecentarlos un poco. En principio, un desengrasado a fondo y rellenar los golpes o arañazos con masilla de aluminio. El motor tiene que quedar como nuevo por dentro y además tener buen aspecto por fuera.
La base para que no tengamos problemas de adherencia es un aparejo 800°C que resulta tener un acabado un tanto rugoso, una vez lijado se aprecian algunos arañazos que no había corregido por lo que tengo que volver a dárselo.
He intentado sacarle una foto de cerca para que se vea el acabado rugoso que os digo pero con la cámara que tengo ni con la función macro se ve bien de cerca.
Después del nuevo lijado con grano 1000 al agua le tiro una pintura esta vez en espray, que después de darle muchas vueltas me decido por el Thermo-black de Roberlo en Negro satinado 600° adquirido en www.comercialbilbaina.comAerosoles.html. Aunque no es necesario darle pinturas con resistencia alta a la temperatura a los cárteres después de encontrar este negro satinado que queda tan bien, no me arriesgo a tirarle pintura normal. Además, alguna vez he cerrado un motor con ayuda de calor para que los ejes entraran sin forzarlos en los rodamientos y con una pintura normal hay que cuidar bien la temperatura del horno a riesgo de fastidiar el acabado.
El montaje del cambio y el cigüeñal de este tipo de motores resulta relativamente sencillo y solo tenemos que considerar que al cerrar el motor el juego axial de los ejes debe estar dentro de tolerancia. Los ejes son cigüeñal, primario, secundario y selector que deben tener holgura suficiente para que una vez calientes no existan fricciones imprevistas pero no tan grandes como para que se desajuste la posición de la piñonería y el recorrido del sector sea eficaz, es decir que no afecte al cambio.  Esta holgura para este motor es aproximadamente 0,2 mm aunque he leído que con 0,4 mm también funciona bien el cambio.
Cuando este trabajo no sale bien tienes dos problemas, uno a corto plazo y otro a largo plazo. El que notas enseguida es que te resulta imposible regular la posición de la excéntrica para que haga el recorrido por todas las marchas sin problemas. Si el cambio va bien solo resta que el apoyo de la biela sobre los bulones sea correcto, si no es un apoyo completo y perpendicular a los ejes biela-bulón los rodamientos de agujas se calientan, gripan y tenemos serios problemas a largo plazo.
Recomiendo el blog de rubenmontesacota que lo explica y documenta estupendamente para una cota pero que en realidad es aplicable 100% a una enduro.
Lo podeís encontrar en el enlace: http://rubenmontesacota.wordpress.com/2010/12/15/19-restauracion-del-motor/

Para el montaje de la piñonería de la H6 y H7 consulté la fantástica guía que se expone por ramontesa en el foro de www.misclasicas.com del que me he permitido tomar la imagen siguiente por lo didáctica que me ha resultado.

Lo podéis ver en el enlace:  http://kilimon.creatuforo.com/montesa-f5

Monto cambio y cigüeñal, cierro el cárter y pongo la tornillería sin darte el par definitivo, y comienzo a probar el cambio girando el primario voy dándole pasos al selector y van cambiando las relaciones del secundario, pero noto un tanto agarrado el eje del secundario incluso en punto muerto. No me gusta el tacto pero el cambio trabaja bien, por lo que aprieto a par definitivo y me voy a cenar.
La tarde siguiente no hice nada en el motor por lo que fue a los dos días cuando encontré el desastre: la zona del cárter que separa el embrague del cambio y que soporta los rodamientos del lado izquierdo se había desprendido.  Si, completamente desprendida.  Apenas se había separado pero claramente se distinguía la raja que recorría todo el perímetro.
En la soledad, de pié delante del motor, tratando de imaginar donde me había equivocado se me paso un buen rato hasta que me atreví girar el eje primario. Ahora giraba con suavidad, como debería haberlo hecho cuando lo monté.

Mientras más lo miro, más me duele.  Saqué el cambio y repasé las medidas que había tomado y el grosor de las arandelas espaciadoras que le monté y todo parecía correcto.  Lo más probable es que el error lo cometiera al tomar las medidas de la profundidad desde el borde del cárter hasta el rodamiento, pero mayor error cometí al tener malas sensaciones girando los ejes y dejar el cárter apretado. Aun tengo sentimiento de culpabilidad por haber retirado de la circulación este semicárter.

Este infortunio supone un retraso importante en el trabajo. Hay que buscar un cárter antes de continuar con el motor.

herrumbre.es@Eduardo_Fdez_soyc3351fd@copitima.com

Pincha para dejarme un mensaje
Regreso al contenido